*

Inicio » Actualidad » El Chair Topper es una de las adaptaciones de vehículo más sencillas para personas con movilidad reducida.

El Chair Topper es una de las adaptaciones de vehículo más sencillas para personas con movilidad reducida.

El Chair Topper de Autoadapt es una de las adaptaciones de vehículo más sencillas que existen para ayudarnos a guardar nuestra silla de ruedas sin esfuerzo. Lleva muchos años en el mercado y recientemente se ha actualizado con unas líneas más suaves y curvas que visualmente lo hacen más atractivo.

Su funcionamiento es bastante sencillo. Consiste en un baúl que se coloca encima del techo del vehículo y mediante un sistema motorizado se levanta nuestra silla y se guarda automáticamente dentro del baúl. Es una solución que puede dar una independencia total al usuario que no es capaz de guardar la silla sin ayuda dentro del vehículo.

Incluso para el que la puede guardar sin ayuda, el Chair Topper ofrece varias ventajas muy interesantes como por ejemplo no ocupar ningún espacio dentro del habitáculo del vehículo o simplemente no mancharse con la silla. Además es una solución útil tanto si eres conductor como si eres pasajero. Eso sí, debes ser usuario de silla de ruedas de chasis plegable.

Otra de las ventajas de la simplicidad de esta adaptación es que tan solo necesitamos que nuestro coche permita instalar las barras de un portaequipajes de techo. Por lo tanto la instalación es muy sencilla y no altera en absoluto el vehículo. Incluso si el día de mañana cambiamos de vehículo, podremos mover el Chair Topper al nuevo vehículo.

Tampoco existen distintas versiones para distintas sillas o vehículos, el mismo Chair Topper servirá para distintos modelos de silla y de vehículo. Por supuesto el color de la carcasa del baúl se puede pintar del color de nuestro coche.

En cuanto a las limitaciones de la silla, como decíamos el Chair Topper puede unicamente con sillas plegables. Respecto al peso máximo que puede levantar, las especificaciones apuntan a un peso máximo de 20 Kg. Esto quiere decir que estamos un poco justos si nos planteamos que suba una silla con ruedas con asistencia eléctrica. Pero algunos modelos de asistencia, eligiendo un chasis muy ligero sí que podemos quedarnos en un peso muy cercano a los 20 Kg.

Más información en Adaptado.es

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Si deja el comentario consideramos que acepta la Política de confidencialidad de Fundación Universia.