Inicio » Actualidad » Downtown: Aventura en el Metro, un videojuego que fomenta la independencia de jóvenes con Síndrome de Down

Downtown: Aventura en el Metro, un videojuego que fomenta la independencia de jóvenes con Síndrome de Down

Downtown: aventura en el metro es un videojuego de aventuras 3D diseñado para personas con discapacidad psíquica, en concreto síndrome de Down, que, a través de una historia clásica de policías y villanos, recrea cualquier línea, ruta o estación del metro, y enseña a los participantes a superar situaciones problemáticas y a moverse en el suburbano madrileño de forma autónoma.

Para jugar a Downtown hay que registrar un usuario y una contraseña, y a continuación puede crearse un avatar y diseñarse de la manera que el usuario prefiera. El videojuego permite customizar el avatar y presenta los escenarios del juego «lo más realistas posible», según apunta a EL MUNDO Ana Rus Cano, investigadora principal del estudio, para que «el jugador se identifique con el personaje que crea» y el lugar donde se encuentra, y le sea «más fácil aprender a moverse por el videojuego y trasladar lo que aprende a la realidad».

El videojuego se enmarca dentro de un estudio llevado a cabo por el grupo de investigación en e-learning, eUCM, de la Universidad Complutense de Madrid y el Centro de Estudios e Innovación en Gestión del Conocimiento de la Universidad Francisco de Vitoria. Asimismo, en la investigación también han colaborado 42 personas con síndrome de Down de edades comprendidas entre los 20-41 años de la Fundación Down Madrid que han probado y utilizado el juego.

¿Y si se acerca un desconocido?

El juego educativo cuenta con cuatro niveles distintos, de menor a mayor dificultad para el jugador. En el nivel 1 los participantes se enfrentan a retos más sencillos como realizar un trayecto en el metro en una misma línea. Sin embargo, conforme avanzan los niveles, el juego se complica de manera que el jugador debe realizar trayectos en el metro con diferentes transbordos o enfrentarse a diferentes problemas o imprevistos -nivel 4- en el suburbano como por ejemplo: «qué hacer si se acerca un desconocido y habla conmigo», «cómo actuar cuando pierdo el abono», «me he quedado dormido y me he pasado de parada», o «qué hacer cuando no tengo cobertura ni mapa del metro».

Además del «modo jugador», el juego interactivo también cuenta con un «modo de ruta libre» en el que el padre comunica a su hijo que vaya de una estación a otra y el personaje va a su lado haciendo transbordos o consultando el mapa del metro. Una opción «muy útil si los padres juegan con sus hijos», asegura Ana Rus, ya que puede activar otros aprendizajes orientativos como «enseñarle a ir al colegio».

Cuando el usuario se encuentra con esta serie de problemas o imprevistos, el jugador puede consultar su teléfono móvil, en el que un policía le da directrices sobre cómo actuar, o preguntar al personal del metro. Si pasado cierto tiempo el usuario no hace nada, el juego comienza a darle pistas sobre cómo salir airoso de esa situación.

Para más información sobre el proyecto haga click AQUÍ